El año que vivimos peligrosamente

Llevo una semana pensando qué titulo ponerle a mi 2011 y  me sale esto de “el año que vivimos peligrosamente“. Suena bien y se ajusta bastante a la realidad.

Se me ocurre  otra opción posible:”2011, el año del baño” por los buenos bañitos de mar que me he pegado y también por las veces que he visitado  el wc cagadita de miedo con las decisiones tomadas, los saltos al vacío y la incertidumbre.

En 2011, alquilé mi casa, dejé mi trabajo, cambié de ciudad, me paseé con una mochila un mes y medio por Indonesia, subí un volcán, bajé 18 metros para bucear entre peces de colores, abrí un blog, me emocioné escribiéndolo, conocí a nueva gente, encontré otro curro, por fin tuiteé y acabo el año sientiéndome un poquito más libre.

Alucinante,  pero nada comparable a lo inmensamente afortunada que me siento porque cada noche y cada mañana de este año, he tenido la suerte de acostarme y despertarme al lado de la persona que quiero.  Mi amor.

Lo importante no es llegar, lo importante es el camino….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: