Archive for the 'Barcelona, la nueva ciudad' Category

Mi primo Lluis, tito Andreu y la infiltrante política de proximidad

19 febrero, 2012

Estaba ya buscando el ticket para devolver Barcelona y justo ayer volvió a hacer bueno.

A mediados de enero, de frío se me encendió el piloto rojo en la nariz. Ha estado “on” tres semanas. Estaba a punto de apretar el nasal botoncito rojo cuando se desactivó. Igual me hubiera pulverizado en nieve. Creo que tengo ese don, pero tendré que esperar a otra ola de frío para comprobarlo.

Lo peor con Barcelona es que yo he seguido cumpliendo mi parte del contrato. Ni asomo del apacible invierno mediterráneo y yo, sí, observándolo todo. ¿Que por qué no lo he escrito? Porque no me cabía el ordenador debajo de la manta.  Hay algo más: se me congeló el ánimo también, así que tampoco me he podido reinventar.

Así que ahora que mis dedos se mueven libremente por el teclado a temperatura ambiente dispuestos a reflejar la mirada de las cosas diferentes. Ahí va Barcelona, sin rencor, como siempre.

Barcelona, mi nuevo país. Hoy, la política.

En estos seis meses he experimentado un fenómeno.

A día de hoy, sé quienes son y me sé de memoria los nombres y los cargos de las consejerías del Gobierno de la Generalitat. Para mi Lluis Recoder, el conseller de Territori, mejor dicho -que lleva tratamiento- el Honorable Sr. Lluis Recoder o Andreu Mas-Colell, el de economía son como mi primo Lluis y mi tío Andreu.

El del cultura es Xavier. Sí sí Xavier Mena.

También me sé los nombres de los representantes de PP y PSOE en Cataluña -Ups! perdón del PSC- Alicia Sánchez-Camacho y Pere Navarro, respectivamente.

No acaba ahí. Xavi, Xavier Trías, vamos. Le sigo en twitter. Sé a dónde va y de dónde viene. El Alcalde.

La verdad tengo la sensación de que me los puedo encontrar en el mercado o en el ascensor  o en la sopa y preguntarles, ey! Andreu, Com va això? Qué panorama tenemos con todas las “retallades” y todos los “acomiadats” y tantos EROS. Vamos, los recortes, los despidos y los eres.

Se puede decir que soy una ciudadana informada. Sí. Lo curioso de todo esto y lo que me tiene extrañada es que no he hecho ningún esfuerzo por saber quiénes son, ni aprenderme sus nombres, ni estoy más o menos interesada en ningún signo político.

Así que, lo visiono como un fenómeno extraño e infiltrante.

¿Y si me preguntas de Madrid? ¿Nombres y apellidos de los concejales de la Comunidad? Sinceramente, ni idea. Salvo mi colega Diego, que para mi es amigo antes que político y una maravillosa persona, dicho sea de paso.

Por aquí se habla de la banca de proximidad, la cocina de proximidad y este fenómeno que aquí cuento bien se puede  llamar: ¿política de proximidad?.

I tant!

El año que vivimos peligrosamente

31 diciembre, 2011

El año que vivimos peligrosamente.

El año que vivimos peligrosamente

31 diciembre, 2011

ImageLlevo una semana pensando qué titulo ponerle a mi 2011 y me sale esto de “el año que vivimos peligrosamente“.

Suena bien y se ajusta bastante a la realidad.

Se me ocurre  otra opción posible:”2011, el año del baño” por los buenos bañitos de mar que me he pegado y también por las veces que he visitado  el wc cagadita de miedo con las decisiones tomadas, los saltos al vacío y la incertidumbre.

En 2011, alquilé mi casa, dejé mi trabajo, cambié de ciudad, me paseé con una mochila un mes y medio por Indonesia, subí un volcán, bajé 18 metros para bucear entre peces de colores, abrí un blog, me emocioné escribiéndolo, conocí a nueva gente, encontré otro curro, por fin tuiteé y acabo el año sientiéndome un poquito más libre.

Alucinante,  pero nada comparable a lo inmensamente afortunada que me siento porque cada noche y cada mañana de este año, he tenido la suerte de acostarme y despertarme al lado de la persona que quiero.  Mi amor.

Lo importante no es llegar, lo importante es el camino….

Barcelona, mi nuevo país

4 noviembre, 2011

Tengo últimamente soliviantado a mi catalán montaña. Lo cuento aquí porque en “Barcelona, mi nueva ciudad” es donde acaban todas estas cosas que me llaman poderosamente la atención de mi nueva vida, en mi nueva ciudad.

Aquí están los ejecutivos de gafas de pasta, las chicas rubísimas firmes como palos a los lomos de sus scoopys circulando por toda Barcelona y algunas otras excentricidades como que pueda subir a la montaña del Tibidabo con mi Vespa a 30km por hora, sin que el coche de atrás se acuerde de toda mi familia o directamente me saque de la carretera.

Todo es por un comentario que le hice sobre TV3. Le solté que a mis ojos, los de una outsider que cuenta dos meses por estas tierras, los programas de la cadena se pueden resumir con esta fórmula casi matemática:

“Un catalán hablando con otro catalán, en catalán, sobre cosas catalanas o haciendo alguna catalanada”.

Y claro, normal que le tronara un poco por el Tibidabo y por la Collserola a mi catalán montaña.

La cadena autómica aquí es una parte importante de su cultura. Totalmente normal. También normal que a mi me choque porque no es extrapolable a las televisiones autonómicas que yo he conocido hasta ahora. Ni por el forro.

Ayer fui a tomar un café con un buen amigo al recién estrenado Jacaranda del Dos Torres.

Conversando, en este agradable lugar de la parte alta de Barcelona, me di cuenta de que esta sección en lugar de ‘Barcelona, mi nueva ciudad’ podría bien llamarse Barcelona, mi nuevo país.

De minivacaciones en Barcelona

12 octubre, 2011

Por aquí en Barcelona ya estamos en ‘la tardor’, pero como a todos los efectos seguimos en ‘el estiu’ el lunes probé el paquete ‘Barcelona, minivacaciones de mediodía’ con salida a las 14,00h.

Tapper en la mochila, dos coca-colas y me aventuré en Avenida Diagonal hacia abajo por Vía Laietana para buscar a Xavi y darle una sorpresa.

Nos vamos a la playa.

Encantado.

Nos adentramos en Barcelona mar. LLegamos a la playa de Bogatell (ya mi favorita).

Mi catalán montaña, confundido sin duda con el cambio climático, no daba crédito. Llevaba unos pantalones de pana que había cogido por error por la mañana y  allí estábamos a 30 grados calzándonos el bañador.

Alrededor, unos pocos turistas de color rojo y algunas lugareñas marrones –de muy buen ver– tumbadas en pareos single.

Desplegando toalla, tappers fuera y dos cuerpos blancos de otoño disfrutando de la brisa y un sol radiante.

Con toda la desconfianza inicial hacia la playa urbana, al final, zambullida en toda regla y un buen baño que duró más de un cuarto de hora. Eso sí, a turnos para cuidar de la mochila que, según dicen, los carteristas no se cogen ni laborables ni festivos.

Las 4 de la tarde, fin de las vacaciones, de vuelta a la realidad con el pelo estropajoso y una sonrisa de oreja a oreja.

Próximamente, escapada rural a Collserola a la hora del café.

Abajo el mapa de Bogatell.

Barcelona, mi nueva ciudad

14 septiembre, 2011

Me he mudado a Barcelona y esta ciudad y yo nos estamos conociendo. Llevo un mes y nuestra historia va lenta. Es como con esas personas que sabes que llevará tiempo ser amigos. Una mezcla de respeto y desconfianza.

De momento sé que hay dos. Barcelona mar y Barcelona montaña.

Vivo con Xavi, un catalán montaña, así que me ha tocado en este lado. En la playa están los guiris. Y en mi parte no hay playa.

En la zona alta hay gente elegante, mujeres rubias, abuelas bien vestidas de pelo blanquísimo, niños preciosos y ejecutivos con gafas de pasta. En general se puede decir que están relajados y muchos conmutan en moto. No puedo contar mucho más de ellos. Todavía no hemos inteactuado demasiado. Iré contando.

Me quiero ir haciendo un hueco. Buscar lugares donde me guste estar. Mis sitios.

Esta página es precisamente para eso para ir hablando de mi nueva ciudad, de los cafés y los restaurantes que me gustan, dónde quiero estar y dónde no, dónde me tratan bien, qué sensaciones tengo y sus personajes.

Iré contando…

¿Qué es mereinvento.com?

13 septiembre, 2011

Es un momento importante. Tengo 37 años y me he dado una segunda oportunidad. Atrás he dejado un trabajo estable, mi ciudad de origen, mi familia y mis amigos. Así que ahora: mereinvento.com. Estoy empezando una nueva vida, con todo lo que esto conlleva.

Hay un montón de cosas que están sucediendo. Nueva ciudad, nueva casa, nueva gente, nuevo idioma y sobre todo: un nuevo proyecto, que fue la razón de dejarlo todo. ¿Cuál? Una yo reinventada. Quiero estar mejor. Estoy en el proceso y quiero contarlo.

Cambiar de vida significa hacer ajustes en todo lo que has conocido hasta ahora. Reajuste económico, buscar trabajo, acostumbrarte a una ciudad, buscar un proyecto, adaptarte a un nuevo entorno. Es estresante y estoy poniendo en práctica muchas ideas y manejando muchas emociones que me gustaría compartir. También me ayudo de lecturas, de blogs, de webs, de imágenes y de herramientas para sobrevivir. También las quiero compartir.

Este blog nace conmigo. Y es una parte más de mi nueva vida. Iré explicándolo día a día.