Mi primo Lluis, tito Andreu y la infiltrante política de proximidad

19 febrero, 2012

Estaba ya buscando el ticket para devolver Barcelona y justo ayer volvió a hacer bueno.

A mediados de enero, de frío se me encendió el piloto rojo en la nariz. Ha estado “on” tres semanas. Estaba a punto de apretar el nasal botoncito rojo cuando se desactivó. Igual me hubiera pulverizado en nieve. Creo que tengo ese don, pero tendré que esperar a otra ola de frío para comprobarlo.

Lo peor con Barcelona es que yo he seguido cumpliendo mi parte del contrato. Ni asomo del apacible invierno mediterráneo y yo, sí, observándolo todo. ¿Que por qué no lo he escrito? Porque no me cabía el ordenador debajo de la manta.  Hay algo más: se me congeló el ánimo también, así que tampoco me he podido reinventar.

Así que ahora que mis dedos se mueven libremente por el teclado a temperatura ambiente dispuestos a reflejar la mirada de las cosas diferentes. Ahí va Barcelona, sin rencor, como siempre.

Barcelona, mi nuevo país. Hoy, la política.

En estos seis meses he experimentado un fenómeno.

A día de hoy, sé quienes son y me sé de memoria los nombres y los cargos de las consejerías del Gobierno de la Generalitat. Para mi Lluis Recoder, el conseller de Territori, mejor dicho -que lleva tratamiento- el Honorable Sr. Lluis Recoder o Andreu Mas-Colell, el de economía son como mi primo Lluis y mi tío Andreu.

El del cultura es Xavier. Sí sí Xavier Mena.

También me sé los nombres de los representantes de PP y PSOE en Cataluña -Ups! perdón del PSC- Alicia Sánchez-Camacho y Pere Navarro, respectivamente.

No acaba ahí. Xavi, Xavier Trías, vamos. Le sigo en twitter. Sé a dónde va y de dónde viene. El Alcalde.

La verdad tengo la sensación de que me los puedo encontrar en el mercado o en el ascensor  o en la sopa y preguntarles, ey! Andreu, Com va això? Qué panorama tenemos con todas las “retallades” y todos los “acomiadats” y tantos EROS. Vamos, los recortes, los despidos y los eres.

Se puede decir que soy una ciudadana informada. Sí. Lo curioso de todo esto y lo que me tiene extrañada es que no he hecho ningún esfuerzo por saber quiénes son, ni aprenderme sus nombres, ni estoy más o menos interesada en ningún signo político.

Así que, lo visiono como un fenómeno extraño e infiltrante.

¿Y si me preguntas de Madrid? ¿Nombres y apellidos de los concejales de la Comunidad? Sinceramente, ni idea. Salvo mi colega Diego, que para mi es amigo antes que político y una maravillosa persona, dicho sea de paso.

Por aquí se habla de la banca de proximidad, la cocina de proximidad y este fenómeno que aquí cuento bien se puede  llamar: ¿política de proximidad?.

I tant!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: