Hoy que sea un día bonito

21 octubre, 2011

Sí, va a ser un día bonito porque es viernes. Va a ser bonito porque me siento querida, porque tengo un perro y porque estoy en el intento de pensar lo mejor de cada situación.

Y sobre todo va a ser así, porque así me lo he propuesto: que sea un día bonito.

La verdad es que es un experimento de 24 horas. He leído un montón de veces que esta técnica de pensamiento positivo funciona.

Se lo he escuchado a expertos sicólogos del pensamiento positivo como Martin Seligman, a muchos gurús y algunos otros curanderos mediopensionistas del fenómeno de la autoayudaaquí comparto un artículo que me envío mi amiga Carmen de Borja Vilaseca en El País que explica muy bien los pros y contras de este fenómeno)–.

Pero la verdad es que nunca lo he experimentado de manera consciente y hoy he elegido que sea el día. Así que allá voy. 

Por hacer un resumen, según lo que he leído, se supone que al activar este principio del pensamiento positivo, reforzamos nuestra resiliencia que es la capacidad para afrontar fenómenos adversos, porque actuamos con confianza hacia la vida y lo que nos depara. Reforzamos nuestro sistema inmunológico y cambiamos nuestro presente, que a fin de cuentas es lo que determina nuestro futuro y nuestro destino.

En este proceso de reinventarme he descubierto que hay que ser fuerte. Hay que estar en positivo. Al abandonar todo lo conocido –la denominada zona de confort–, la sensación de miedo y de vacío a veces es intensa. Hay que estar bien porque, muchas veces, las expectativas que tengo no se cumplen y el resultado que espero no llega o no llega cuando quiero.

Así que hoy voy a poner en marcha esto de “que sea un día bonito” y “a la mierda las expectativas”. Si el experimento sale bien, genial, una herramienta más, y si no, algo me habré llevado seguro. Ya os contaré.

En Barcelona hoy está nublado, hace fresquito ya y no espero ningún acontecimiento ni positivo ni negativo, pero mi propósito es que “sea un día bonito” y así lo voy a probar.

A primera hora de la mañana, ya he experimentado una buena sensación. Me ha llegado por mail una foto que me ha entusiasmado.

En Hong Kong han empezado a impartir clases de Doga, es decir, Yoga con tu perro ¿puede haber algo mejor? El cartel de la entrada dice: Por favor, no se coman la flor de loto.

Esta noche para el que le interese emiten un programa en TV1 a las 21,00h con Mario Alonso Puig que hablará del miedo

Anuncios

3 comentarios to “Hoy que sea un día bonito”

  1. anónima Says:

    Cristina, de nuevo por aquí, sabía que volvería a escribirte…, y ni que decir tiene que me alegro mucho de volver a saludarte.

    Entiendo perfectamente, por todo lo que estás pasando, es un proceso duro, durísimo. Cuando has adelantado tres pasos, y vas viendo el camino, de reprende al día siguiente retrocedes siete, y eres la persona más infeliz del mundo. Pero no desesperes forma parte del proceso…
    that’s piti!, que no vivamos en la misma ciudad, para poder compartir todas estas experiencias, que a veces tanto cuesta que te entiendan.

    El dolor a veces es tan desgarrador y el vacío tan tremendo, que si no se ha pasado por ello, es muy difícil, ponerse en la piel…, y la sensación de dependencia que vives: insufrible.

    Y me imagino, que muchas cosas, no compartirás, porque a las emociones no se las puede ni poner nombre.

    Pero yo vengo por aquí, a decirte que el camino es duro, pero se consigue!!!, con mucho esfuerzo, pero se logra; lo que pasa que el escucharse dentro es tan pesado, costoso y agotador, que a veces no puedes más. No te voy a engañar, porque no sería justa contigo. Pero verás como al final verás resultados.

    Persigue tus sueños, si los tienes claro, -porque a veces, esto también cuesta-, qué sean realistas, y a por ellos!!!.

    Sé fuerte y levántate las veces que haga falta.

    Te deseo de nuevo lo mejor y adelante!!!

    Y qué sepas que te entiendo perfectamente y también lo que piensas y sientes.

    Beso con abrazo incluido.


  2. Hola compañera!

    Me alegro mucho de volverte a encontrar en este camino y que hayas escrito.

    Lo que cuentas es muy real. Se nota que lo has vivido.

    Los vaivenes son parte del camino que, como dices, a veces es duro. Es parte de dejar la orilla con todo lo conocido para llegar a un puerto que ni sabes si existe.
    Lo intuyes y lo buscas pero no deja de ser una aventura.

    Es también un tiempo maravilloso y diferente. En el que las hazañas, por pequeñas, son grandes victorias. Y las derrotas, por mínimas, son grandes fracasos.

    Al leer tu post, me he acordado de este cuento de Eduardo Galeano:

    Una mañana nos regalaron un conejillo de indias, llegó a casa enjaulado. Al mediodía le abrí la jaula. Volví a casa al anochecer y lo encontré tal y como lo había dejado: jaula adentro, pegado a los barrotes, temblando del susto de la libertad”.

    Un beso con abrazo y gracias por compartir aquí.

  3. anónima Says:

    Grande Galeano!!, ese miedo a la libertad, del que tan bien hablar: Erich Fromm.

    Nos sacan de la ” zona de la comodidad”, y ahí vienen nuestros problemas, no sabemos que hacer con ella, no nos han enseñado, nos viene grande…, qué hacemos ahora?, dónde voy?, qué hago con mi vida?, esto es nuevo para mí, qué vértigo…, si no sé!!!., con la seguridad, que yo tenía en este otro lado, aunque no me gustase!.

    Qué miedo!, enfrentarnos a nosotros mismos…, porque salen muchas frustraciones y expectativas fallidas.

    Pero se aprende. Solo hay que escarbar y hurgar, dentro de uno, y te aseguro que la respuesta sale.

    Cuando tenemos libertad e independencia emocional, vemos las cosas de una forma muy diferente: sin ataduras, sin dependencias, sin exigencias, y asumiendo nuestros errores y responsabilidades, que a veces pensamos que es de otras personas, porque esperemos de estas, lo que a nosotros nos falta y no hemos sabido darnos.

    Bendito aprendizaje, pero hay que vivirlo!!!.

    Te deseo de nuevo lo mejor y adelante: lo conseguirás!!

    Me alegraré mucho por ello, compañera de compartir emociones…, qué como se nota que hablamos el mismo idioma.

    Beso grande con abrazo grande.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: